La libertad de expresión en las redes sociales (Facebook Y Twitter) durante las campañas electorales y su impacto mediático

publicaciones

Clara Patricia Mújica Valdez

Esp. en Derechos Políticos con Perspectiva Internacional y Comparada

La libertad de expresión es un derecho humano de rango constitucional tanto en el orden
nacional como internacional, sin embargo, tal derecho no es absoluto, sino que se encuentra
sujeto a límites normativos que regulan su ejercicio a efecto de encontrar un equilibrio entre
la libertad de expresión y el derecho de la ciudadanía a practicarlo sin contravenir las
disposiciones normativas que regulan su ejercicio efectivo ni perjudicar de manera directa o
indirecta algún otro derecho de las personas.
Por lo que, en ese sentido, la libertad de expresión no debe llegar a ser confundida con el
derecho de hacer campañas electorales de manera indiscriminada, respecto a este último, la
Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), considera que la prerrogativa de
realizar campañas electorales debe entenderse como un derecho que es parte de los cimientos
de los propios sistemas democráticos en la actualidad. No obstante, las campañas electorales
no gozan de una libertad tan amplia como el derecho a la libertad de expresión.
Particularmente, las redes sociales tienen un auge que hace una década sería inimaginable,
pues su uso excedió desde hace tiempo la de ser un medio o canal de entretenimiento para
convertirse en canales que, en muchos casos, han sustituido los medios de comunicación
tradicionales como son la televisión, la prensa y la radio y; en otros casos, las mismas
compiten con los medios tradicionales.
No obstante, la normativa reguladora en el Estado de Coahuila sobre el uso de las redes
sociales durante el transcurso de un proceso electoral, específicamente, en el periodo de
campañas, ha sido un tema poco o nada existente, y en especial, porque las mismas se
encuentran deslocalizadas y pueden funcionar con múltiples nodos desde los cuales se
manejan como medios de información poderosos e ilimitados, cuyo impacto puede generar
una aceptación o disgusto por parte de las y los receptores, que en gran medida interactúan
sin limitaciones ante el amparo de su libertad de expresión.
Sin que obste mencionar que, en efecto, ante la inexistencia de regulaciones a nivel
nacional e incluso internacional, las redes sociales como Facebook y Twitter han tenido que
regular el contenido de carácter político dentro de sus plataformas digitales, lo cual,
representa un ejercicio necesario e idóneo que permite a los contendientes regular su actuar
en un mundo virtual, aspectos que serán expuestos y analizados en el apartado
correspondiente del presente trabajo de investigación.

Estudio de Caso_Clara Patricia Mujica Valdez


COMPARTE