Jimulco y sus alrededores

publicaciones

Título: Jimulco y sus alrededores

Autor: Jesús Salvador Hernández Vélez

ISBN: 978-607-506-353-9

Fecha de publicación: noviembre de 2018

Editorial: Quintanilla Ediciones

Universidad Autónoma de Coahuila

Libro PDF:

 

Introducción: Coahuila de Zaragoza está ubicado en el noreste de México y es una de las 32 Entidades Federativas del país. Es el tercer estado más grande, cuenta con una gran cantidad de ecosistemas que van desde los desiertos en la Comarca Lagunera a los bosques en la Sierra Madre Oriental. El conglomerado geológico conocido como la Sierra de Jimulco, por estar en el punto más alto sobre el nivel del mar, en el área de la comunidad de Jimulco, se compone por un conjunto de sierras que nacen desde el río Aguanaval en la comunidad conocida como Nazareno, pasando por La Ventana y Juan Eugenio, hasta el cañón de Ahuichila, en una longitud aproximada de 92 kilómetros y una superficie cercana a las 211 mil 418 hectáreas. Termina en la comunidad de Ahuichila, en Coahuila, colindante al noroeste con el estado de Zacatecas y el de Durango. Las sierras que integran este conglomerado son: Jimulco, con 3 mil 120 metros sobre el nivel del mar; Pozo de Calvo, con 2 mil metros; y El Mármol, con 2 mil 210 metros. El punto más alto se ubica en el ejido Tomás Garrido Canabal, con 2 mil 220 metros sobre el nivel del mar. A su vez, la altura media sobre el nivel del mar de la Comarca Lagunera es de mil 274 metros. Está ubicada en el centro-norte de México y se conforma por parte de los estados de Coahuila y Durango, y debe su nombre a los cuerpos de agua que se formaban alimentados por dos ríos: el Nazas y el Aguanaval, hasta antes de la construcción de las presas Lázaro Cárdenas y Francisco Zarco, en el río Nazas, que en la actualidad regulan su afluente, y la presa Casaderos y Los Naranjos, en el Aguanaval. La Laguna, como esta región es comúnmente conocida, está integrada por 16 municipios; 11 del estado de Durango y cinco de Coahuila: Francisco I. Madero, Matamoros, Torreón, San Pedro y Viesca, de Coahuila. Cuencamé, Gómez Palacio, Lerdo, Mapimí, Nazas, Rodeo, San Pedro del Gallo, San Luis del Cordero, Simón Bolívar, San Juan de Guadalupe y Tlahualilo, del estado de Durango. La cuenca que alimenta al río Aguanaval no es rigurosamente montañosa, ni las elevaciones que hay están cubiertas de bosque, como sí resulta ser la del río Nazas. Presenta más bien características de climas áridos, con precipitación baja y errática, vegetación escasa, xerófita. A lo largo de su trayecto, el río Aguanaval recoge las aguas de una serie de arroyos y ríos. En la actualidad tiene una serie de presas, lo que impide que lleguen las aguas a la Laguna de Viesca y que recargue los acuíferos. El último año en que esta laguna se alimentó fue 1973, cuando el Aguanaval alcanzó un caudal de más de mil metros cúbicos por segundo. Los manantiales que había alrededor de Viesca se agotaron. Si se permite que año con año llegue el agua al “cuadro bajo de Matamoros-Viesca”, entre los ejidos de Mieleras y Nuevo Reynosa, del municipio de Viesca, es posible que los acuíferos se recarguen. Esta zona, que colinda con la Sierra de Jimulco, es donde se aprovechan con más intensidad las aguas “broncas” del Aguanaval. Aquí, el riego por entarquinamiento, por aniego de aproximadamente 4 mil hectáreas, infiltra el subsuelo. Una avenida considerable de agua fue en 1996 (874.26 metros cúbicos por segundo), cuando se inundó el ejido Nuevo Reynosa, del municipio de Viesca, y hubo necesidad de construir nuevas casas en un sitio fuera de probables inundaciones. Cabe señalar que la actividad agrícola, mediante la práctica de los aniegos, en el “cuadro bajo de Matamoros-Viesca”, es ejemplo de una agricultura más rentable, incluso más que la que se practica en el área del río Nazas, mediante el sistema de riegos dosificados. Esto es por el bajo costo de inversión y la gran cantidad de fertilizante orgánico y mineral que arrastran las aguas “broncas” del río Aguanaval. Los estudiosos de estos métodos de siembra también opinan que se observa que, en términos de uso y manejo hídrico, los aniegos presentan un mayor índice de eficiencia en comparación con el sistema de riego que se practica con los recursos del río Nazas, al permitir que los cultivos establecidos lleguen hasta la etapa de la floración/ fructificación con tan sólo una lámina promedio de agua en el suelo, a la vez que incorporan una mayor infiltración al acuífero. La Sierra y el Cañón de Jimulco abarcan un poco más de 60 mil hectáreas y se encuentran a una distancia de 40 kilómetros de Torreón. Cuentan con tres ecosistemas: bosque galería, vegetación xerófila y bosque pino-encino. La referida sierra está considerada por la Comisión Nacional Forestal (Conafor) como la montaña prioritaria número 61 a nivel nacional. Algunas de las especies vegetales que pueden encontrarse en la Sierra de Jimulco son el maguey, sotol, lechuguilla, mezquite, huizache, nopal, noa, orégano, candelilla y cactáceas. Entre la fauna se pueden apreciar víboras de cascabel y coralillo, correcaminos, coyotes, liebres, halcones, lechuzas, camaleones, venados,ardillas, mapaches, águilas y cenzontles.


COMPARTE