A probar Java

publicaciones

Título: Aprobar Java

Autor: Sócrates Torres Ovalle

ISBN: 978-607-506-153-5

Fecha de publicación: Noviembre 2013

Editorial:

Universidad Autónoma de Coahuila

Libro PDF: 16.- 2013Java

 

Introducción: Los altos índices de reprobación en materias relacionadas con Programación, parecidos a los de materias básicas, son motivo de la elaboración de materiales y métodos que ayuden a disminuirlos. Estos altos índices no son exclusivos de alguna universidad, son más bien un problema mundial.

Se mencionan algunos motivos que lo provocan: falta aptitud en nuestros ingresados, aptitud para la lógica y el razonamiento, el orden y la generación de ideas, la capacidad de abstracción, entre otras. Me gusta mucho las aseveraciones que Antoine Albalat decía desde 1899 respecto de los que trataban de ser escritores: “Creo que con aptitud media uno puede llegar a crearse un estilo” y “Creo que se puede llegar a tener talento”. Esto es agua para el sediento, si fuera cierto que nuestros estudiantes no tienen aptitud por nuestra área, al menos sí tienen aptitud media, sino, ¿cómo llegaron a ingresar en uno de nuestros programas? Es nuestro desafío, como maestros, crearles talento y pasión por lo que hacemos. Si ya se atrevieron a ingresar a nuestro programa de Informática, Sistemas o Ciencias computacionales, nosotros tenemos la oportunidad de hacerlos que imiten lo que hacemos. Me alienta esto: nuestros estudiantes sí tienen al menos aptitud media por la programación.

Otros dicen que no se van a dedicar al desarrollo de software, o hasta creen que la programación es una acentuación. Lo primero pudiera ser cierto. Quizá sean pocos los que logren un empleo como programadores, lo segundo no es correcto, la programación es un conjunto de materias: Introducción a la programación, Programación orientada a objetos, Estructura de datos, Bases de datos, Sistemas operativos, SQL, Programación Web, Graficación computacional, etc., que constituyen, para nuestros programas, un ramal de materias fundamentales y no de especialización. Son materias que ayudarán a provocar orden y razonamiento, que podrán ser usados en la vida cotidiana, pero también en el resto de las materias que conforman el programa cursado, inclusive para otros programas.

En Estados Unidos, cada vez es mayor la tendencia de incluir materias relacionadas con la programación en todas las carreras: ¿a poco el Ingeniero Industrial no deberá diseñar algoritmos de suministro de materiales?, o ¿una línea de producción no obedece a una lógica?, ¿es posible que los doctores no necesiten razonar? Inclusive la programación ya se presenta desde Secundaria, ¿acaso quieren programadores adolescentes? No, se está buscando que los jóvenes sean tocados por este tipo de experiencias programáticas desde temprano, de esta manera alcanzan a captar en la universidad más y mejores candidatos a lidiar con la lógica y el razonamiento inherente en la programación. El que siembra cosecha. Algunas universidades en México y alrededor del mundo reportan lo mismo: “Cada vez existen menos candidatos a este tipo de programas”, por eso en otros países son extranjeros los que se dedican a estudiar y trabajar en estas áreas: coreanos, chinos, indios, japoneses,… pocos son latinos. En suma, la programación no es una especialización, debe más bien ser incluida en toda carrera universitaria y ser incluida en educación media o al menos en media superior.

Como en muchas áreas, pagar el precio significa mucho, el músico pasa horas y horas tocando, el pintor y el basquetbolista haciendo lo propio, el investigador también. Todos se especializan en sus áreas. Es cierto que para ser programador se necesita una millonésima del famoso ‘gen de programador’, pero el resto sólo se logra a través de muchas horas de práctica. Cinco horas diarias programando puede más que haber nacido siendo genio de la programación. Por si fuera poco, los genios de la programación son buenos programando, pero normalmente trabajan solos, el desarrollo de software es cuestión de trabajo en equipo, el genial debe aprender esto, si no, no funcionará en esta área. Los ‘llaneros solitarios’ no sirven en un equipo de software developers comandados por un project manager y amonestados por un software tester. Trabajo en equipo es vital.

Se mencionan otros problemas o excusas que conllevan a que los estudiantes no se interesen por la programación. Ellos mismos dicen, “Es que no me gusta la programación”, pero no se puede decir que no les gusta lo que nunca han probado. “No me gusta el Inglés”, pero si no sabes Inglés cómo puedes aseverar esto. ¡”No me gusta Java” o “No me gusta programar”!: No podemos decir esto los que hemos probado el glorioso momento de terminar el proyecto semestral a las cinco de la mañana, ¡eso
sí es glorioso! “No sé Java”, no es lo mismo que, “No me gusta”, te falta pasar tiempo con el compilador para que le tomes gusto y sabor a esta herramienta que te abrirá oportunidades laborales. ¡Bienvenido al fantástico mundo de la programación! Se pueden abordar más motivos y excusas que se lanzan como cortina de humo para no enamorarse de esta área. Pero mejor es trabajar en nuevos materiales y métodos que acerquen a esta generación de estudiantes al arte de programar.

Es en este sentido que nos atrevimos a escribir este libro de Programación Orientada a Objetos utilizando Java. Primero, nos dimos a la tarea de revisar libros y más libros de Programación, algunos son tan buenos que casi concluimos que no deberíamos escribir otros más, pero quisimos hacer algo complementario y no exactamente diferente, es decir, no tratando de distinguirse sobre los demás sino más bien complementando a los demás. Claro en algunos puntos no pudimos dejar de ser redundantes. Todo fue hecho desde la perspectiva de un maestro de programación que conoce el problema que vivimos día a día en el aula y laboratorio de Programación. No es un libro para genios de la Programación sino para aquellos que están batallando con ella. El lector destinatario pues, de este libro, es el grueso de estudiantes que está reprobando y no el poco número de los que se sabe van a aprobar la materia. Como quiera, este material le sirve a los dos tipos de estudiantes, en especial, a los maestros de programación.

Espero tener errores en el libro. Errores de sintaxis, errores de lógica, errores de semántica… los programadores estamos acostumbrados a esto, como decimos, un simple programa de 10 líneas y provocamos 20 errores con nuestra escritura Java, ¿qué será 200 páginas escritas en Lenguaje natural? Para aquellos compiladores naturales, como yo, se les agradece si reportan cualquier error detectado al correo electrónico: dr.socrates.torres@gmail.com.
El alcance de este libro es el de un curso introductorio, sólo contiene cinco unidades: Entorno de programación, Elementos básicos del leguaje, Clases instanciables, Estatutos de decisión, y Estatutos de repetición. ¡Algunos preferimos que Clases Instanciables sea la última unidad!

Espero haber contribuido en la formación de las futuras generaciones de programadores.


COMPARTE